El diputado por Talca, Germán Verdugo, presentó un proyecto de resolución, donde solicita a la presidenta de la República, Michelle Bachelet, que incorpore la colitis ulcerosa dentro de las patologías cubiertas por la Ley Ricarte Soto.

Según explicó el parlamentario, la colitis ulcerosa “no tiene cura, razón por la cual lo único a lo que pueden optar quienes la padecen esta enfermedad es, en primera instancia, a un tratamiento farmacológico que les permita llevar su vida de mejor manera”.

En este contexto, Verdugo, sostuvo que “actualmente, esta enfermedad no se encuentra dentro de las patologías cubiertas por el auge ni tampoco está contemplada dentro de las actuales patologías con cobertura en la ley Ricarte Soto. Y si a esto le sumamos que es una enfermedad sin cura, quienes la padecen no pueden, en ningún caso, desligarse del tratamiento indicado, toda vez que implicaría un riesgo y deterioro grave para sus vidas”, dijo el diputado.

En términos de costos del tratamiento, Verdugo detalló que si bien éste puede variar dependiendo del procedimiento, por ejemplo, el valor de una inyección, cuando el tratamiento oral no da resultado en el paciente, puede alcanzar un valor cercano a los $350.000 por cada una y se puede llegar a requerir entre 1 a 12 unidades mensuales.

“De tal manera, el costo mensual del tratamiento alcanza un monto muy elevado, llegando a ser en la mayoría de los casos imposible de cubrir con los ingresos del paciente o su familia. Por lo que se hace necesario que esta enfermedad sea incluida lo más prontamente posible”, finalizó el diputado Germán Verdugo.