• Además el parlamentario por el Maule, manifestó su preocupación por los jóvenes secundarios y niños de básica, cuyo padres y apoderados son expulsados de la educación particular subvencionada

La gratuidad fue uno de los puntos que marcó la discusión de la sala, en la segunda jornada de debate sobre el proyecto que reforma la educación superior. En este sentido el diputado por la región del Maule, Germán Verdugo manifestó su preocupación por las “prioridades” que presenta el proyecto, que a su juicio no atienden a los problemas reales que presenta hoy la educación en Chile.

“En el mismo instante que aquí nos abocamos a resolver la autonomía económica de las universidades y el financiamiento institucional de éstas para la gratuidad, hay miles de jóvenes secundarios y niños básica, cuyo padres y apoderados son expulsados de la educación particular subvencionada, hacia alternativas mucho más costosas o bien son reubicados por una tómbola de bingo, en una mala, y siempre experimental, educación pública”, sostuvo el diputado.

Agregando que en materia de gratuidad, “hemos asistido a la contradicción manifiesta que hay al interior del Gobierno; entre la pasión electoral del discurso con las últimas cuotas de responsabilidad y realismo que aporta un debilitado Ministerio de Hacienda”, esto porque para el parlamentario es inaceptable “que en la Comisión de Educación se acuerde la eliminación del crédito con aval del Estado (CAE ) y luego la Comisión de Hacienda lo restablezca, como condición.

“No nos queda otra alternativa que aprobar, de la manera que lo ha corregido el Ministerio de Hacienda, la condición que se propone por la Comisión de Hacienda y rechazar lo que, ligeramente había determinado la Comisión de Educación”, dijo.

 

ACREDITACIÓN Y SELECCIÓN
Para el diputado Germán verdugo, en lo que se refiere a acreditación, este proyecto no aborda lo que ocurrirá en la práctica con una importante cantidad de actuales alumnos de educación superior; que teniendo una legítima expectativa no sabrán si la institución en la que desarrollan sus estudios, pasará una acreditación inconstante de la cual dependerán sus opciones laborales futuras.

En relación a los cambios de procesos de selección de alumnos, el legislador sostuvo que “la selección se politiza y se diluyen los parámetros técnicos y objetivos que se habían construido durante años”, una vez que “los responsables de seleccionar ya no serán el Consejo de Rectores y el DEMRE; sino una Subsecretaría, cuyo superior será de designación presidencial”, manifestó.

Finalmente el diputado por el Maule, emplazó a la Ministra de Educación para que diga que piensa el Gobierno al respecto y cuál es su voluntad de corregir; o simplemente se mantendrán en la tónica de imponer.

“La propuesta de gratuidad universal y el 60 por ciento que se aspira me llama profundamente la atención por los costos que ello significa y me hace relacionarlo con la el Sename, porque se pretende destinar 300 millones de dólares para la gratuidad de los futuros médicos, ingenieros, abogados, economistas ; pero se niegan esos recursos para los niños del Sename de los cuales el 50 por ciento de ellos no van a la universidad, sino que van a la cárcel y me pregunto si es esto lo que se pretende cuando se habla de igualdad, de justicia social (… ) se necesita un análisis profundo y queda en evidencia que los genuinos interés de los gobiernos se reflejan en este tipo de proyectos”, concluyó.