• La iniciativa -ratificada con 97 votos a favor- resalta la necesidad de ser responsables y enfrentar de manera anticipada la tendencia demográfica de Chile, garantizando un nivel adecuado de atención, cuidado y prevención para el adulto mayor.
La resolución pide a la jefa de Estado instruir a los ministerios de Salud y Hacienda, analizar la factibilidad de otorgar mayores incentivos a médicos para estudiar la especialidad en geriatría.
En ese plano, el texto solicita profundizar los incentivos ya existentes o crear nuevos, con el fin de generar mayor motivación en esta tarea de especialización y disminuir la brecha en la cobertura de profesionales existentes.
Además, se pide dialogar con las universidades a fin de que definan un mayor número de cupos anuales para el estudio de esta especialidad, ya que son los planteles los que determinan la cantidad que ponen a disposición del Ministerio de Salud y los respectivos servicios de salud del país. 
Los autores cifran un geriatra por cada 34 mil adultos mayores. De ellos, hay 57 reconocidos por la sociedad de geriatría y gerontología de Chile, aunque el sistema de salud registra 88, ya que algunos de ellos no hicieron la especialidad, pero fueron acreditados por Fonasa.
Leer la nota completa en: https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=132638